English Spanish
Home Links Contacts Give us a link
 
Main Cities
Duomo di Siena


La Catedral de Siena, también conocida como Duomo di Santa Maria dell’Assunta o Catedral de Santa María de la Asunción, fue construida en una plataforma frente a la Piazza del Duomo, de frente al Ospedale di Santa Maria della Scala, donde hoy en día se encuentra un invaluable museo. La entrada al duomo se hace a través de doce peldaños que han sido especialmente colocados para representar a los doce apóstoles.
El duomo, su majestuoso campanario y el baptisterio en mármol blanco y negro, son grandes emblemas de la estructura gótica en la Toscana.
La catedral fue construida en el lugar donde, en el siglo IX, se encontraba la iglesia que funcionaba como sede del obispado, y es un fiel ejemplo de la arquitectura gótica. El ambicioso proyecto del año 1339 de agrandar el duomo incorporando una nave de 50m de largo y 30m de ancho se vio interrumpido por la aniquilación provocada por la Peste Negra. Hoy en día, esa nave alberga una galería de arte donde se exhiben esculturas de estilo gótico.
Nicola Pisano fue el cerebro detrás del diseño de la mayor parte de la catedral. Este gran arquitecto y escultor toscano fue considerado por Giorgio Vasari el arquitecto italiano más grande del siglo XIII. La construcción terminó en 1382, luego de habérsele incorporado la fachada y el ábdise.
Giovanni Pisano (circa 1250-1314), hijo de Nicola, quien también era arquitecto y escultor, estuvo a cargo de construir la fachada gótica. Esta maravillosa obra de arte incluía mármol blanco, rojo y verde, y se la adornó con estatuas y gárgolas. La parte baja tiene un gran portal y dos más pequeños. Todos ellos tienen lunetas y frontones de estilo gótico en la parte superior que claramente combinan con el resto de la catedral. Se agregaron también algunas columnas de orden jónico coronadas con capiteles que representan eventos del Viejo Testamento y otras imágenes alegóricas. Giovanni Pisano sólo llegó a terminar la parte baja de la catedral antes de su muerte. La fachada se terminó recién en el año 1390. Hoy en día, las estatuas que se ven son sólo reproducciones de aquellos profetas y apóstoles, ya que las originales se encuentran en el Museo dell’Opera del Duomo. El símbolo del sol, un emblema de Cristo, que descansa sobre el portal principal, está allí para cumplir con el deseo de San Bernardino di Siena. La fachada fue nuevamente modificada en el siglo XIX, cuando se incorporaron algunos mosaicos provenientes de Venecia.
El portal principal que se ve hoy no es el original, pues consiste en una puerta de bronce hecha por Enrico Manfrini( 1917-2004) en el año 1958. El portal tiene una representación de la Glorificación de la Virgen María.
El interior de la catedral es tan hermoso como el exterior. Los muros y columnas también están recubiertos con mármol blanco y negro.
La nave y el presbisterio están adornados con bustos de yeso que datan de los siglos XV y XVI, y representan a 172 Papas (desde Pedro a Lucio III). Algo más para destacar en esta Catedral es su imponente techo azul y su enorme lámpara dorada que pareciera representar al mismísimo sol.
El reconocido escultor Baldassarre Peruzzi completó el altar principal del presbisterio en el año 1532. Esta hermosa obra de arte cuenta también con un candelabro renacentista de Francesco di Giorgio Martini, lo que le agrega aún más belleza a la obra entera.
Otras piezas de arte que se destacan en esta catedral son el San Pedro de Miguel Ángel y la estatua de Donatello en la Capilla de San Juan Bautista, y las estatuas de Gian Lorenzo Bernini en la Cappella della Madonna del Voto.
Hay también varias tumbas credas por celebrados artistas, como el monumento funerario que Tino di Camaino hizo para el Cardenal Riccardo Petroni (1317-1318), la lápida de bronce de Donatello para el Obispo Giovanni di Bartolomeo Pecci y la tumba hecha por Neroccio de Landi para el Obispo Tommaso Piccolomini, que se encuentra sobre la puerta que conduce al Campanario.
Sin duda alguna, el piso (Foto 2) compuesto de mosaicos es lo más destacado de toda la Catedral. Son 59 paneles que han sido cuidadosamente pintados y decorados por diferentes artistas italianos de la Scuola di Siena entre los años 1372 y 1547; como Domenico di Bartolo, Matteo di Giovanni, Pinturicchio y Domenico Beccafumi.
Matteo di Giovanni fue quien realizó la Masacre de los Inocentes (1481), que se encuentra hoy en el transepto izquierdo. También pueden admirarse otras de sus obras en el Palazzo Pubblico y en la Basilica di Santa Maria dei Servi.
Para conservar estos mosaicos, en especial aquellos en el ábdise y transepto, permanecen cubiertos durante todo el año, y sólo pueden disfrutarse entre los días 7 y 22 de agosto, cuando se celebra el Palio.
Nicola Pisano, con la ayuda de su hijo Giovanni, se encargaron de mezclar lo gótico con el estilo italiano y también construyeron el púlpito octogonal de mármol de Carrara. La escultura, considerada la gran obra de Nicola Pisano, se comenzó a construir en el 1266 y se terminó en el año 1268. El púlpito reposa sobre nueve columnas de mármol verde, que están adornadas en sus extremos con capiteles. A los pies de cuatro de estas columnas se encuentran unos leones con su presa; y en la columna central pueden observarse pequeñas estatuas que representan los siete artes y la filosofía.
El púlpito (Foto 2) dio un giro en la escultura en la península similar a lo que representó la obra de Giotto di Bondone en el arte de la pintura. Para llegar al púlpito, Bartolomeo Neroni il Riccio creó una preciosa escalera en el año 1534. 
Dentro de la catedral se encuentra la Cappella di San Giovanni Battista, donde pueden observarse maravillosas obras de arte en el transepto izquierdo. Esta capilla está adornada con 8 frescos realizados por Pinturicchio. Fue necesario restaurar dos de ellos y se colocó una copia en reemplazo del original para poder mantener todo a salvo. La mayoría de los frescos representan eventos en la vida del Santo, y hay dos de ellos que se han basado en la vida de Alberto Aringhieri, quien estuvo a cargo de la construcción del duomo. La maravillosa estatua de San Juan hecha por Donatello se encuentra en la parte trasera de la capilla, y una pila bautismal del siglo XV domina la capilla desde el centro.
La circular Cappella della Madonna del Voto se encuentra en el transepto de la derecha. Esta preciosa obra de arte arquitectónica fue construida donde antes se encontraba una capilla del siglo XV. El Papa Alessandro VII, miembro de la familia Chigi, hizo que se construyera. Su imponente cúpula dorada realizada por el alemán Johann Paul Schor fue de hecho el diseño de Gian Lorenzo Bernini. Otras obras de Bernini en la capilla son las estatuas de San Girolamo y Santa Maria Maddalena. Santa Caterina di Siena, por Ercole Ferrata, y San Bernardino de Siena, por Antonio Raggi, fueron creadas en base al arte barroco romano. La capilla lleva el nombre de la estatua de la Madonna del Voto realizada por la Escuela de Siena que también se encuentra en la capilla. 


Horarios: 10.30am a 7.30pm de lunes a domingos; hasta las 6.30 de noviembre a marzo.
Admisión: €5.

 

Biblioteca Piccolomini

Quien encargó su construcción fue el Cardenal Francesco Piccolomini Todeschini, quien luego se convirtió en Papa Pío III, sólo 25 días antes de su muerte en Roma. Se construyó debajo de la catedral. Su entrada está adornada con hermosos arcos de mármol en la parte izquierda de la nave. Los frescos hechos por Pinturicchio fueron realizados entre los años 1502 y 1507, y representan diferentes eventos en la vida del Cardenal Enea Silvio Piccolomini, tío de Pío III, quien fue el Papa Pío II.
A diferencia de sus muros, el techo de esta biblioteca cuenta con las imágenes de figuras mitológicas y las Cárites.


Horarios: todos los días de 9am a 7.30pm de marzo a octubre, de 2 a 7.30pm los días domingo; de 10am a 1pm y de 2 a 5pm de noviembre a marzo, y domingos a la tarde.

 


El Campanario

 

También con un estilo gótico, se encuentra a la derecha del duomo. Está adornado en su exterior por mármol blanco y negro. El campanario mira a la piazza y tiene ventanas en seis niveles diferentes que se van agrandando a medida que se asciende.

Junto a él se encuentra el Baptisterio de San Juan. Como el Campanario, el baptisterio también es de mármol blanco y negro. Los tres naves que conforman el baptisterio forman una construcción rectangular que se encuentra justo bajo el área norte de la catedral. Su fachada es de estilo gótico y se construyó en el año 1317, aunque se terminó recién en el 1386. Su interior había sido creado por el arquitecto y escultor Camaino di Crescentino, quien lo terminó aproximadamente en el 1325. Los frescos en su techo son obra del fantástico arquitecto, orfebre, pintor y escultor Francesco di Giorgio e di Lorenzo il Vecchietta. Estas mararvillosas obras de arte representan figuras sagradas y mitológicas. Il Vecchietta fue un exponente brillante de la Escuela de Siena de sus tiempos.
La Crucificción, la Agonía y la Lamentación que adornan mitad de la cúpula sobre el ábdise son obras del pintor renacentista Michele di Matteo di Bologna (1447)
La fuente bautismal fue inspirada en San Juan Bautista. Muchos afamados artistas como Donatello y Lorenzo Ghiberti contribuyeron a embellecer esta preciosa fuente de mármol con relieves y esculturas.


Horarios: todos los días de 9am a 7.39pm de marzo a septeimbre; y de 10:30pm a 1pm en octubre; y de 2 a 5pm de noviembre a marzo.
 

 
Toscana