English Spanish
Home Links Contacts Give us a link
 
Main Cities
Museo dei Fisiocritici


También conocido como el Museo de la Accademia dei Fisiocritici (Prato S. Agostino 5, Piazzetta Silvio Gigli 2; tel. 0577 47 002; www.accademiafisiocritici.it); es considerado uno de los mejores en el área. Desde 1996, el museo ha sido parte de la Fundación Pública de Museos de Siena.
El museo se encuentra en un monasterio del siglo XII, que perteneción a la Orden de la Camáldula en Piazza Sant’Agostino 5, a sólo unos pasos de Prato di Sant’Agostino, que es un precioso parque con vistas al Valle Valdimontone.
Su creador fue Pirro Maria Gabrielli (1691), un miembro de la nobleza sienense, profesor de teoría de la medicina y botánica en la Universidad de Siena y miembro honorario de la Academia Imperial de Alemania, a la cual aportó muchísimo con su conocimiento y sus investigaciones.
El Ospedale di Santa Maria della Scala albergó la Accademia dei Fisiocriti (la Academia de los Eruditos de la Naturaleza) en su enorme biblioteca. En 1694, la Academia fue trasladada a la Casa della Sapienza, que había sido sede de la Universidad de Siena, donde hoy se encuentra la prestigiosa Biblioteca Municipal de los Intronati.
El museo cuenta con secciones dedicadas a la Geología, la Zoología, Paleontología y Anatomía.
La mayoría de estas secciones se encuentran en galerías y están distribuidas en dos plantas que rodean un patio coronado por un pozo del siglo XVI.
A comienzos del siglo XVIII, la colección del museo se volvió más extensa gracias a la adición de los minerales encontrados por Pirro Maria Gabrielli y la flora toscana. Más tarde, coleccionistas privados contribuyeron con más donaciones, así como también hubo varias contribuciones por parte del investigador sienés Giuseppe Baldasarri (1705-1785), doctor en medicina, naturista, matemático, físico y químico. Presidió Ciencias Naturales en la Universidad de Siena desde 1759 y se desempeñó como presidente de la academia entre los años 1771 y 1785. El sienés Biagio Bartalini (1750-1822), doctor en medicina y alto directivo del Jardín Botánico en Siena de 1782 a 1822 también hizo sus donaciones y presidió la misma cátedra de Ciencias Naturales en la Universidad de Siena desde el año 1786, y fue presidente de la Accademia dei Fisiocritici desde 1816.
La colección de este museo es por demás rica; y cuenta con objetos que datan del siglo XVII hasta el presente.
La planta baja alberga la sección de Geología, cuya colección de diversos minerales proviene mayormente de las minas del sur de la Toscana, que comenzaron a explotarse en tiempos etruscos y hoy en día están en extinción. Esta sección también preserva rocas y fósiles y una colección de alrededor de 1800 hongos donados por Francesco Valentini Serini (siglo XIX).
Aquí también se guardan fragmentos de la lluvia de meteorítos que cayó cerca de Coscna y Lucignano d’Asso (provincia de Siena, 1794). La lluvia fue vista e investigada por Ambrogio Soldani, quien creó una de las primeras teorías que explicaba dicho evento. Soldani es considerado hoy uno de los iniciadores de la micropaleontología. Dedicó más de 40 años de su vida a la investigación y colección de muestras en la Toscana, fue declarado Secretario General de a Accademia dei Fisiocritici y donó al museo su colección privada de fósiles micropaleontológicos. En la sección de Geología también se exhiben algunos mármoles antiguos.
En cuanto a la sección de Zoología, esta se encuentra en el piso superior, y cuenta con una colección de animales embalsamados, dentro de los cuales pueden apreciarse especies de reptiles y pájaros que hoy ya no existen o se encuentran en peligro de extinción. La colección comenzó en el siglo XIX, de mano de los disecadores que trabajaban en la academia. También existe una colección de insectos y animales marinos encontrados en el litoral toscano y que fueron estudiados por el Centro Italiano de Estudios Cetáceos y la Accademia dei Fisiocritici.
La sección de Paleontología conserva fósiles de diferentes eras, flora paleozoica, belemnoideos jurásicos, y una gran colección de objetos y herramientas hechas de litio, cobre y bronce. También cuenta con una colección de teratología conformada por animales con diferentes anormalidades y que se encuentra en una sala dedicada a Paolo Mascagni, doctor en medicina y química, afamado investigador de vasos linfáticos, reconocido en toda Europa y el encargado de las cátedras de anatomía, fisiología y química en la Universidad de Florencia, y profesor de anatomía pictórica en la Accademia di Belle Arti en Florencia. En esta sala también se exhiben muestras de vasos humanos, la biblioteca privada de Mascagni y sus manuscritos.
La Accademia dei Fisiocritici continua siendo muy activa, y su Aula Magna ha albergado congresos y encuentros de científicos, entre otros eventos. 


Horarios: 9am-1pm y 3pm-6pm de lunes a viernes, con excepción de los jueves por la tarde.


 



 
Toscana